jueves, 27 de octubre de 2016

Los Herreros. Nombrete en Guía de Isora

Teresa González González y Pedro Martín Rodríguez


Los Herreros. Nombrete en Guía de Isora

Este apodo se origina en una profesión ejercida por varias generaciones de herreros. La familia de Herreros en Guía de Isora se inicia con Francisco Martín Dorta, como relata su nieta Carmen Martín González. Natural de Los Silos, donde su familia ejercía este oficio, se instaló en Guía de Isora, en cuyo lugar contrajo matrimonio con Salud Rodríguez. Francisco Martín Dorta se encuentra inscrito en el Censo Electoral de Guía de Isora, para el año de 1890, contando con 39 años y de profesión herrero. En el Censo Electoral para el año de 1910, consta que su residencia está en Calle Libertad, 42, y de profesión herrero. Quehacer que asimismo ejercían sus hijos Antonio y Pedro Martín Rodríguez; el primero residía en Chorros, 3; y el segundo en Libertad, 50. Otro hijo de esta pareja, Francisco Martín Rodríguez, también realizó estas labores.
En el Censo Electoral de Guía de Isora, para el año de 1934, constan ejerciendo de herreros, Pedro Martín Rodríguez, casado en 1906 con Teresa González González; y sus hijos, Pedro, de 26 años, y Francisco Martín González, de 24 años; con residencia en Libertad, 39. Y los hijos de Antonio Martín Rodríguez, y de Severa Rodríguez: Eladio, de 30 años y con domicilio en República, 18; Manuel, 29 años; y Antonio Martín Rodríguez, 21 años; estos dos últimos residen en Chorro, 5.
En el Censo Electoral de Guía de Isora, para el año de 1951, se constatan tres herreros: José Martín González, de 38 años de edad y con domicilio en Los Topos, 6; Pedro Martín Rodríguez, de 65 años y con domicilio en  H. de Alcázar, 36; y Francisco Martín Rodríguez, de 38 años y residiendo en P. de Rivera, 3.
A esta extensa familia se le nombra por Herreros, como a Manuel Martín Rodríguez; Manuel el Herrero, a quien asimismo se le cita como Manuel Severa, por el nombre de su madre, Severa Rodríguez. En el Censo Electoral de Guía de Isora, para el año de 1945, consta inscrito con la profesión de herrero, con 42 años y domiciliado en P. Rivera. Asimismo se conoce que trabajó en el arreglo de las herramientas cuando se construía la carretera de San Marcos a Guía de Isora, a finales de la década de los años veinte e inicios de los treinta del siglo XX.
Por las manos de estos Herreros han pasado una buena parte de las rejas de los arados, de las herraduras de caballos o mulos, de las chapas para las vacas, o los clavos que se han utilizado en esta parte del Sur en la que le reclamaban sus trabajos. Asimismo crearon herramientas, además de su mantenimiento constante, para las canteras de piedra chasnera o de cantos, en la construcción del entramado de pistas y carreteras, y cuando comenzaron a llegar los primeros camiones adaptaron su habilidad para elaborar las barandas de hierro. Y con ellos se ha perdido lo que motivó este sobrenombre, esa profesión de yunque y golpe, de calor y frío, de fuerza y destreza, de maestría.



Documentación: BRITO, Marcos: Nombretes en el Sur de Tenerife. Llanoazur ediciones

No hay comentarios:

Publicar un comentario